Todo lo que un buceador necesita saber sobre las algas

imagen algas marinas

Las producen más del 71% del oxígeno de nuestro planeta y ayudan a eliminar CO2 de los océanos.

Bajo el nombre de algas nos podemos encontrar desde organismos unicelulares microscópicos a pluricelares  macroscópicos.
Las algas son organismos fotosintéticos que viven en el agua, ya sea dulce o salada. No tienen capacidad para controlar la pérdida de agua y no tienen tejidos esqueléticos que las mantengan derechas; muchas veces para conseguir estar derechas presentan bolsas de algún gas (normalmente nitrógeno) que hacen como de globos y las estiran hacia arriba.
No tienen tejidos, y aunque se puedan parecer a «nuestras» plantas, las algas no son plantas porque no tienen ni raíz, ni tallo ni hojas, ni flores.

El mar esconde un tercio de la masa vegetal del planeta. Este bosque alberga 30.000 especies de algas clasificadas hasta el momento, con innumerables aplicaciones que apenas han sido explotadas.

En función del color del pigmento que les permite hacer la fotosíntesis, distinguimos 4 grandes grupos de algas:

  1. Clorófitos:
  2. Feófitos: ALGAS PARDAS
  3. Rodófitos:
  4. Cianobacterias

El alimento lo obtienen a través de toda su superficie, transformando los nutrientes disueltos en el agua del mar con ayuda de la luz solar. En razón de su tamaño se clasifican en macro y micro-algas. Hay algunas tan simples que se reducen una sola célula, en cambio hay otras que se encuentran entre los vegetales de mayor longitud del mundo.

Las algas se reproducen por esporas, por división del talo o por gametos.

La longevidad de las algas es muy diversa, hay algas que son de longevidad estacionaria, anual, perennes o como las algas Fucales, que se sabe que algunas tienen hasta 45 años.

Utilización de las algas: Sobretodo en oriente medio las algas siempre han tenido un papel muy importante en su gastronomía, y cada vez más en nuestro mundo occidental como complementos alimentíceos etc. Pero la gran utilidad de las algas es por sus componentes como los ficocoloides, o polisacáridos. Estas sustancias presentan propiedades físicas únicas y son utilizados como agentes gelificantes, espesantes y estabilizantes.

Diariamente las consumimos en la pasta dentífrica, cosméticos, champú, comida para bebés, derivados lácteos, crema y sopas preparadas, jamón cocido y otros embutidos. Son constituyentes de los aditivos E401, 402, 403, 404 y 406, aparte de los cosméticos y el uso que hace de ellas la industria farmacéutica.

Sobre la autora

client-photo-1
Paula -

Comentar

Deja una respuesta